PÍLDORA FORMATIVA: Cuidados enfermeros en las posiciones quirúrgicas de las técnicas de artroscopia

Comparte

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Artroscopia de Rodilla

La posición utilizada para esta técnica es el decúbito supino. En este caso, las dos piernas se dejan colgando (en algunas ocasiones puede verse la posición que aparece el foto, o incluso algunos cirujanos dejan la pierna contralateral en extensión) y la pierna en la que se va a realizar la artroscopia, debe estar sujeta por algún tipo de dispositivo que mantenga fijo el muslo y  que nos permita realizar los movimientos de maniobras meniscales de una forma correcta. En ocasiones hay cirujanos que no utilizan este soporte o “garra” y simplemente utilizan un soporte lateral que les hace de poste y les favorece la apertura de los compartimentos tibiales.

Los cuidados de enfermería que hay que tener en cuenta en esta posición son:

  • Almohadilla debajo de la cabeza
  • Brazo de venoclisis apoyado y sujeto en bracero controlando la posición para evitar lesiones del plexo braquial.
  • Colocación de almohadilla en zona lumbar (según gusto del paciente).
  • El otro brazo puede descansar sobre el abdomen del paciente o a lo largo de su cuerpo, siempre bien sujeto para evitar que se caiga.
  • Piernas flexionadas en caída libre. En la que no se va operar se puede colocar un apoya pierna que mantiene una posición menos forzada.
  • Almohadillado del soporte de artroscopia o si se utiliza poste lateral

 

Artroscopia de Hombro

La posición utilizada en esta técnica es el decúbito lateral sobre el lado que no se va a intervenir. El hombro debe quedar libre para poder traccionar de él con la ayuda de un arco de tracción que se fija a la mesa y que con un sistema de poleas y pesas nos permite una distensión del espacio articular para poder trabajar.

Los cuidados de enfermería en este caso son:

  • Protección ocular
  • Colocación de almohadilla bajo la cabeza controlando que no se produzca una hiperextensión del cuello.
  • Rodillas ligeramente flexionadas y se debe colocar una almohada entre las piernas.
  • Colocación de soportes laterales para garantizar la seguridad del paciente. Estos soportes deben estar almohadillados con algodón para que no estén en contacto directo con la piel del paciente.
  • Brazo de la venoclisis apoyado y sujeto en soporte para brazo, controlando la abducción para evitar lesiones en el plexo.
  • Control del peso de tracción para no provocar una hipertracción mantenida durante la cirugía.

 

Artroscopia de Cadera

Es necesario utilizar un dispositivo que se llama “pelvistato” o mesa de tracción que permite traccionar y rotar las extremidades inferiores y además  también nos permite el acceso del arco de Rx de una manera cómoda.

Los cuidados de enfermería en esta posición son:

  • Colocación de almohadilla bajo la cabeza
  • Brazo de venoclisis colocado y sujeto con las precauciones oportunas.
  • Se debe realizar almohadillado de pies haciendo especial hincapié en los talones.
  • Se deben proteger los genitales y el pivote redondo de la mesa de tracción que se coloca en esta zona y que nos hará las veces de poste para ejercer la tracción necesaria.
  • El otro brazo puede colocarse a lo largo del cuerpo o sobre el tórax con almohada de protección o soporte.

 

Artroscopia de Muñeca, Tobillo y Codo

Artroscopia de muñeca:  posición en decúbito supino, tener en cuenta los mismos cuidados que en cualquier cirugía en la que se emplee esta posición.  Lo único diferente es una torre de tracción que ejerce dicha tracción desde los dedos. En este caso el cuidado de enfermería más importante es controlar que los
“dediles» en los que se introducen los dedos estén bien colocados para que no se produzcan lesiones y que la tracción sea proporcionada.

 

Artroscopia de tobillo:  paciente con los pies en el borde la cama, en decúbito supino. Cuidados básicos de esta posición. Para ejercer tracción se puede emplear dispositivos desechables o disponer de un sistema de tracción que se ancla a la mesa quirúrgica. No requiere ningún cuidado especial, solo que la tracción que se ejerce sea proporcionada.

 

Artroscopia de codo:  posición en decúbito lateral o decúbito prono.

A algunos cirujanos les gusta mantener un punto de sujeción para poder llevar acabo maniobras de distracción en la articulación. En estos casos es muy importante proteger la piel con almohadillas y vigilar que la angulación del codo es correcta y que no se provoque una hiperextensión del plexo braquial.

En otras ocasiones, es suficiente colocar un punto de apoyo que favorezca la consecución del ángulo de 90º como por ejemplo una pernera en el lado contralateral ya que en este caso el paciente irá en decúbito lateral.

Comparte

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Explora